Rosquillas de chocolate

Receta de rosquillas de chocolate

Amantes del chocolate, tomad buena nota de estas sencillas y ricas rosquillas hechas con una chocolateada masa, fritas y cubiertas ¡con más chocolate!

¿Quieres ver los ingredientes para Rosquillas de chocolate?

Descubre los ingredientes para hacer Rosquillas de chocolate pinchando aquí:

¿Cómo hacer rosquillas de chocolate?

1

En un bol, tamizamos la harina, el cacao el polvo y la levadura. Reservamos.

2

En otro recipiente, ponemos el huevo, el aceite vegetal, la leche y batimos con unas varillas eléctricas hasta conseguir que todos los ingredientes estén perfectamente integrados.

3

En ese momento, añadimos el azúcar, batimos de nuevo e incorporamos la sal y los ingredientes secos que tenemos tamizados. Mezclamos, bien con las manos o bien con unas varillas de amasar, y cuando tengamos una masa lisa, homogénea y sin grumos, paramos.

4

Ya tenemos la masa de las rosquillas de chocolate lista, ahora sólo nos queda crear y freír cada pieza. Para eso, ponemos una sartén al fuego con abundante aceite y mientras se calienta, empezamos a dar forma a las rosquillas.

5

Tomamos porciones de la masa con una cuchara (así el tamaño de todas será prácticamente el mismo) y con nuestras manos, damos la forma redondeada y hacemos el típico agujero en medio.

6

Una vez tengamos las rosquillas de chocolate preparadas, las pasamos a la sartén con el aceite caliente y las freímos por tandas durante unos minutos por cada lado.

7

Con una espumadera, las retiramos a una fuente con papel vegetal para que eliminen el exceso de aceite y a continuación, las colocamos sobre una rejilla que habremos puesto sobre una bandeja o papel de hornear.

8

Dejamos que se atemperen y nos ponemos con la cobertura de chocolate.

9

Llevamos un cacito con el chocolate troceado y un par de cucharadas de mantequilla al fuego y dejamos que se caliente a fuego suave mientras vamos removiendo con una cuchara de madera o lengua de cocina hasta que el chocolate esté totalmente fundido.

10

En ese momento, retiramos del fuego y lo vertemos por encima de las rosquillas de chocolate que tenemos en la rejilla. Dejamos que el chocolate sobrante escurra sobre el papel de horno o bandeja que hemos puesto debajo de la rejilla y una vez se enfríe, ¡a comer!

Foto orientativa: Jack Hebert

Nota del autor:

Justo antes de dar forma a las rosquillas de chocolate, me suelo untar las manos con un poquito de aceite, de esta manera, la masa no se me pega tanto y la manejo mejor.

Otras búsquedas relacionadas con "Rosquillas de chocolate"